Seguidores

miércoles, 10 de julio de 2013

sábado, 26 de enero de 2013

¿No es increíble lo rápido que cambia todo? Hace unos meses pensábamos que ese chico de sonrisa "inmejorable" era lo mejor de nuestra vida, sin embargo ahora nos reímos observando lo cabrón y solo que está.  A nuestro lado tenemos a alguien increíble, pero sabemos que no durará eternamente, por eso queremos aprovechar todo el tiempo posible a su lado, aunque inevitablemente se nos va de las manos. Tus amigas son las de siempre, esas que a pesar de cualquier problema se quedan a tu lado. Has conocido a gente nueva con la que te encantaría establecer una bonita relación de confianza, y por el contrario, has conocido a personas que no darían nada por verte sonreír. También has llorado por cosas que ahora consideras idioteces. Has madurado, te has dado cuenta de quién y qué merece la pena. Finalmente, estás enamorada, o perdida, que es prácticamente lo mismo.


miércoles, 8 de agosto de 2012

6.10

Y aquí sigo, día a día, pensándote en silencio, en bajito, para que nadie me descubra. Pensando en como poder tener tus caprichos de niño bobo, tu sonrisa de infarto y tus miradas de cariño. Queriendo y no pudiendo. Y es duro, créeme que si. Que te veo y se me va la mirada, te siento tan cerca como un año atrás. Y tengo miedo, porque aún no me he acostumbrado a tu ausencia. Es algo que no puedo evitar, te metiste en mi cabeza, estoy empezando a pensar en que eres una simple obsesión, pero una de las bonitas, de las que no te dejan dormir hasta que consigues tu objetivo. Espero que lo hayas entendido, mi objetivo eres tú.

martes, 10 de abril de 2012

Hate u

TE ODIO. Teodioteodioteodioteodioteodioteodioteodioteodioteodioteodioteodioteodioteodioteodioteodioteodioteodioteodioteodioteodioteodioteodioteodioteodioteodioteodioteodioteodioteodioteodioteodioteodioteodioteod....
Que no tengo otras palabras para ti. Sí, te odio.¿De verdad es justo lo que me pasa? Hace unos días era tan ilusa que pensaba que lograría olvidarte. Pero no, has tenido que intervenir para que lo consiguiese de verdad. ¿Es tan difícil perder los miedos? Dímelo, por favor, ¿lo es? Y repito, sí, te odio, me también me odio a mi.


sábado, 31 de marzo de 2012

.?

Necesito matarte. Porque estoy harta de que juegues conmigo, de que no me digas las cosas tal y como las piensas. De que te levantes una mañana prometiéndome una vida, y acostándote prometiéndosela a otra. Y ahora si, de verdad que ya me da igual todo lo que hagas. Voy a disfrutar, que es una de las pocas cosas interesante que puedo hacer. Voy a reír, porque estoy orgullosa de sacarte de mi vida, para siempre. Espero, en serio, que todo te vaya genial, que seas maravillosamente increíble para todas las chicas que conozcas a lo largo de tu vida. Si eres demasiado orgulloso, intenta borrar esa pequeña huella que he dejado en ti, verás que es imposible; porque la he clavado demasiado fuerte, he utilizado todas mis armas para que se quedase ahí, para siempre. Sé que no me has olvidado, sé que nunca lo aceptarás. Por fin estoy dispuesta a decirte que nuestros caminos se separan por fin, ya está. Que alivio.

martes, 27 de marzo de 2012

Creo que tengo la mayor suerte del mundo por soñar, porque en mis sueños se cumple todo lo que quiero contigo.


martes, 13 de marzo de 2012

G.A

Si has decido quedarte con ella, solo diré unas cuantas cosas, pero no para ti, sino para ella:
-Cuídalo. A lo mejor piensas que lo haces, pero no es fácil, no estés segura. Intenta sacarle esa sonrisa tan bonita que tiene, porque es un premio de los que vale la pena. Cuando te abrace, abrázalo tú con más ganas, como  a mí me hubiese gustado; si no lo haces te arrepentirás. Dile que le quieres, díselo, infinitas veces,  tantas como yo no lo he hecho. Date cuenta ahora, y no cuando sea tarde, de que tienes suerte, mucha suerte. Valóralo, entiéndelo. Dile la cosas claras, porque no le gustan la suposiciones. Solo te dirá las cosas una vez, asique acéptalas si quieres, y si no te quedarás sin ellas. Ten en cuenta que, seguramente, para ti solo es un juguete, pero para mí..., no te imaginas lo que es para mí. No juegues con él, porque entonces, te aseguro que el juego comenzará entre tú y yo, y te lo digo, yo nunca suelo perder.